EL LIDERÓGRAFO

Cada un@ de l@s miembros de KAIRÓS, tiene una extraordinaria trayectoria, gran visión y talento, y sobre todo un ilimitado compromiso con la transformación de la educación como pilar fundamental para la construcción de sociedad más justa, equitativa, solidaria y sostenible en la que sea cierto que nadie se quede atrás. Cada miembro de KAIRÓS es para mí: un o mentor o mentora, un maestro o maestra, un referente que me sirve de ejemplo, inspiración y compromiso.

Hoy tengo el gran gusto de referirme de manera muy breve a una persona muy especial: a JUAN CARLOS CASCO.

Juan Carlos es un español extremeño, con una forma de ser muy sencilla, con un cuerpo relativamente pequeño, pero con una visión, compromiso y capacidad muy grande.

Juan Carlos es historiador, pero con una referencia no mecánica y descriptiva de la historia sino con una visión crítica, integral y analítica de la misma.

Él ve y analiza la historia y visualiza los múltiples, diversos, complejos, pero a su vez apasionantes y desafiantes escenarios territoriales y mundiales del futuro.

Cuando yo conocí a Juan Carlos Casco y a mi Maestro José María Rodríguez (q.e.p.d.) tuve la certeza de tres cosas: a) Que tenían claridad del pasado, 2) Que tenían una visión prospectiva del futuro y elevado compromiso social, 3) Que eran capaces de actuar en el presente para construir un futuro mejor. Esas tres grandes razones me hicieron no dudar al decidir quien nos podría y debería apoyar para impulsar las transformaciones educativas.

Con Juan Carlos he podido construir una estrecha amistad, pero la misma no desarrollada en los negocios (porque no tenemos), bares, paseos o vacaciones sino en el trabajo y en la visión y acción compartida.

Juan Carlos, por razones de salud, camina varios kilómetros a diario, pero sobre tiene una incansable, amplia, rica y fructífera producción académica e intelectual y es un extraordinario promotor y productor de relaciones y acciones para la transformación económica, social, ambiental y humana mediante la transformación de la educación con creatividad, visión e innovación.

Lo anterior significa que tenemos una visión compartida desde el punto de vista económico, ambiental, social y humano del desarrollo, pero no que necesariamente estemos de acuerdo en absolutamente todo (aunque si en la gran mayoría), en cuanto a los caminos, rutas y medios para lograrlo. Lo verdaderamente importante, a como lo decimos en KAIRÓS, es que seamos siempre capaces de hacer camino al andar, uniendo los vigores dispersos, con unidad en la diversidad POR EL BIEN COMÚN en lo que si estamos cien por ciento de acuerdo.

Mi reconocimiento y felicitaciones apreciado amigo Juan Carlos por tu gran trabajo, visión y compromiso.