DIA DEL AMBIENTE

DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

“Los seres humanos somos parte de la naturaleza y no dueños de esta”

“No le des el pescado ni solo le enseñes a pescar sino a cuidar los peces”

El tema del Día Mundial del Medio Ambiente 2021 establecido por las Naciones Unidades es: La Restauración de los Ecosistemas.

Según datos e información oficial de las Naciones Unidas:

1) Cada tres segundos, el mundo pierde una superficie de bosque equivalente a un campo de fútbol.

2) Tan solo en el último siglo, hemos destruido la mitad de nuestros humedales.

3) El 50% de nuestros arrecifes de coral ya se han perdido y para 2050, podrían desaparecer hasta el 90%, incluso si el calentamiento global se limita a un aumento de 1,5°C.

4) La pérdida de los ecosistemas está privando al mundo de sumideros de carbono, como los bosques y las turberas.

5) Las emisiones globales de gases de efecto invernadero han aumentado durante tres años consecutivos y el planeta está a un paso de un cambio climático potencialmente catastrófico.

6) Casi el 80% de las aguas residuales del mundo se vierten sin tratamiento previo a nuestros océanos.

Según datos del día hoy (5 de junio del 2021) presentados por el Worldometer - Estadísticas mundiales en tiempo real (worldometers.info)

a) 2,209,823 deforestación este año (hectáreas)

b) 2,975,028 tierra perdida por erosión de suelos este año (ha)

c) 5,099,102 desertificación este año (hectáreas)

d) 3,939 químicos tóxicos liberados en el medio ambiente hoy (tons)

e) 357,810 muertes por enfermedades ligadas al agua este año

f) 791,111,030 personas sin acceso a agua potable

Comunidades potencialmente ricas, empobrecidas y/o desangradas

A través de la historia, y aún persiste en muchas de ellas, comunidades en diferentes partes del mundo con extraordinarias riquezas han sido empobrecidas al extraerse sus riquezas y quedando en ellas degradación ambiental, hambre, pobreza, enfermedades, atraso, marginación e incluso muerte y confrontación.

Es fácil ver en el mundo que muchas de las comunidades mineras (con grandes riquezas) están tremendamente empobrecidas.

Los ejemplos son innumerables, pero hoy 5 de junio Día Mundial del Medio Ambiente solo mencionaré algunos:

1) Se ha extraído las maderas preciosas talando los bosques y destruyendo los ecosistemas y la biodiversidad que es una de las grandes riquezas de muchos países, sobre todo tropicales. Las grandes explotaciones madereras se han producido por empresas de diferentes países del mundo en alianza con personas y/o funcionarios de los países o por mafias internacionales y de los países.

2) Con frecuencia, no se le permite o se le aplica la ley, a un productor o campesino que quiere cortar un árbol para construir o mejorar su casa, pero a la vez se dan grandes concesiones madereras de decenas, cientos o incluso miles de hectáreas de bosque para enriquecer a inescrupulosas empresas internacionales y de los países.

3) Lo anterior no quita la responsabilidad de quienes, para expandir sus áreas agrícolas, por fines de cacería, control de plantas indeseables, etc. cortan los árboles o provocan devastadores incendios.

Sistemas productivos que degradan el medio ambiente

Deforestación, incendios forestales, los monocultivos, las explotaciones ganaderas que talan bosques y/o eliminan los árboles, uso excesivo de maquinaria agrícola y agroquímicos han destruido o deteriorado los ecosistemas. Hay que cambiar al enfoque de cultivos o de rubros por el de sistemas productivos y alimentarios basado en principios agroecológicos.

Un cultivo que en muchas partes del mundo está produciendo efectos ambientales negativos es la Palma Africana ya que sus plantaciones de explotación extensiva son sumamente agresivas con el suelo, por la deforestación masiva o el llamado carrileo para extraer la madera y producirla, y por los incendios forestales para “liberar” áreas para su producción exterminando especies animales y vegetales y contaminando el agua. A esto se suma el hecho que el uso de aceite de palma para consumo humano, aunque es ampliamente difundido por las propiedades de sus ácidos grasos saturados: palmítico y esteárico, sobre todo para la preservación de alimentos, es cuestionado por los efectos negativos que puede tener en la salud.

Gases de efecto invernadero. Economía Verde y Circular

El cambio climático y la destrucción o degradación de los ecosistemas es también resultado de la producción excesiva de gases de efecto invernadero principalmente por las emanaciones de las fábricas en los países llamados industrializados, por el elevado consumo de combustibles fósiles para la producción de energía y por los medios de transporte pero también, aunque en menor medida, por las practicas agro productivas inadecuadas, por la deforestación e incendios y por el uso excesivo, sobre todo en las áreas urbanas, pero también en el campo, de productos no biodegradables (sobre todo el plástico), además de la nula, inadecuada o limitada gestión de los llamados residuos que la gran mayoría pueden ser reutilizados como materias primas para nuevos productos reduciendo de esta manera los desechos y la contaminación ambiental (economía verde y circular).

Minerales de gran valor, pero vinculados a la pobreza y violencia

Existen minerales de gran valor e importancia en el mundo pero que su extracción genera grandes conflictos ya sea por su escasez y/o por la alta demanda de estos.

Algunos de estos minerales son: el oro, estaño, wolframio y tantalio.

El oro, además de su alta demanda en el mundo entero para confeccionar joyas, es un excelente conductor eléctrico y buen aislante de frío y calor. Su principal uso se da en la electrónica en la elaboración de tarjetas o microchips y cableado.

El estaño se emplea en la elaboración de artefactos electrónicos para la soldadura de los contactos.

La wolframita se usa en resistencias eléctricas, electrodos de soldadura, filamentos de lámparas incandescentes y la elaboración de aceros especiales. Es responsable de la vibración de los teléfonos celulares.

Y un caso de especial importancia en el mundo actual por el auge de la infotecnología es el coltán que no es propiamente un mineral sino una mezcla de columbita-tantalita (de allí su nombre). De la mezcla de estos minerales se puede extraer el niobio y el tantalio, esenciales en la electrónica moderna para fabricar componentes clave de los móviles, smartphones y dispositivos electrónicos portátiles cada vez más potentes y sofisticados.

El uso de estos dispositivos electrónicos para la información y comunicación en el mundo entero es de extraordinaria importancia para las personas que los poseen y fuente de grandes riquezas para los gigantes tecnológicos trasnacionales que los producen pero a su vez la extracción del coltán, sobre todo en la República Democrática del Congo y países vecinos, ha sido la causa de grandes conflictos bélicos, de la explotación inhumana de las y los trabajadores mineros incluyendo niñas y niñas y del enriquecimiento de algunos irracionales empresarios y funcionarios de esos países.

Otro caso dramático es el de los diamantes, cuyas características lo hacen un mineral de extraordinario valor en el mundo y símbolo de poder y de riqueza pero que su extracción ha estado con frecuencia manchada de sangre y de inhumana explotación de hombres, mujeres, niños y niñas sobre todo en países como Sierra Leona, Liberia y Costa de Marfil. Este problema fue incluso llevado al cine y merecedora de varios Premios Oscar.

CONCLUSIONES PERSONALES SOBRE LA RESTAURACIÓN DE LOS ECOSISTEMAS Y EL DESARROLLO SOSTENIBLE

Verdadera y firme voluntad política a nivel mundial, regional, nacional, institucional, local, comunitario y personal es imprescindible para preservar el medio ambiente, los recursos naturales y para revertir el cambio climático que atenta contra todas las formas de vida en el planeta.

Los acuerdos, agendas y leyes son necesarios, pero absolutamente insuficientes sin una verdadera voluntad política para revertir los daños ambientales y para avanzar en el desarrollo humano que se sustente en nuevo modelo con mayores niveles de justicia, equidad, convivencia y sostenibilidad donde nadie se quede atrás.

Educación, investigación, ciencia, tecnología, innovación, diálogo de saberes ancestrales, y acción coordinada, sinérgica y complementaria, bajo el principio de la interculturalidad, de todos los actores (público, privado, social, comunitario) y que se reflejen en políticas, planes, estrategias y acciones concretas a nivel macro, meso y micro son imprescindibles para hacer realidad la restauración de los ecosistemas y el desarrollo humano sostenible.

“El reto no debe ser modernizar la pobreza sino humanizar el desarrollo”