Telémaco, el hombre de las mil batallas

Francisco Telémaco Talavera Siles es sin duda uno de uno de los hijos más insignes de la Nicaragua actual. Lo que pocos conocen de él, es que libra desde hace más de 20 años una de sus muchas epopeyas, quizás la más importante de todas: la lucha por la vida.

A continuación, escribo estas líneas con mis mayores muestras de respeto, amistad y admiración, pero por sobre todo deseándole salud y bienestar. Telémaco es tímido y discreto cuando se trata de reconocer sus méritos, pero espléndido para exaltar los aportes y virtudes de las demás personas. No obstante, como a él mismo le gusta decir, "a veces, en la vida, es mejor pedir perdón que pedir permiso".

Telémaco es de los pocos seres humanos que he visto trabajar incansablemente para llevar la educación a las mejores condiciones posibles. Telémaco se caracteriza por no sucumbir ante el temor del desencanto de una derrota. Parte de su filosofía de vida es creer que “la única lucha que se pierde es la que se abandona”.

Telémaco Talavera es de los extraordinarios seres humanos que cuando se compromete con una causa personal o para el bien de otros, se entrega sin medida y muestra de ello es su innegable talento que registra al ser:

- El mejor estudiante a lo largo de su vida, desde la primaria hasta la universidad donde además fue un Alumno Ayudante Vanguardia.

- Ha recibido diferentes reconocimientos como académico a nivel nacional e internacional

- Declarado el investigador más destacado por la Agencia Internacional de Energía Atómica, Viena, Austria; entre 20 estudiantes de igual número de países participantes.

Ingeniero Agrónomo, graduado con honores en la Universidad Nacional Agraria (UNA), posee estudios de maestría y doctorado en nutrición vegetal y fertilidad de suelos, por la Universidad de Ciencias Agrícolas de Suecia (SLU); posgrado en gerencia universitaria, por la Universidad de Los Andes, Colombia; especialidad en el uso de las técnicas nucleares para la investigación agrícola, por la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Viena, Austria y posgrados en diversas áreas.

A lo largo de su vida, se ha desempeñado como catedrático e investigador de la Universidad Nacional Agraria (UNA), con publicaciones técnicas y científicas desde 1986. Ocupó diversos cargos administrativos y académicos hasta su elección como rector de la UNA desde 1997 al 2018.

A nivel nacional e internacional se le delegaron responsabilidades como miembro directivo de instituciones relacionadas al campo agrario por su preparación profesional y también desempeñó con notables resultados la presidencia del Consejo Nacional de Universidades (CNU) desde el año 2002 al 2018 y la coordinación del Comité Directivo del Consejo Nacional de Rectores de Nicaragua (CNR).

A nivel regional, honró a Nicaragua y al sector educación al ocupar la presidencia del Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA), la presidencia del Consejo Universitario Iberoamericano (CUIB) y como cofundador y directivo del Espacio de Encuentro Latinoamericano y Caribeño de la Educación Superior (ENLACES).

Por su destacado aporte al sector agropecuario, al sistema educativo y al desarrollo del país en su conjunto, fue ministro asesor del Presidente de la República de Nicaragua para todos los temas del Gabinete de Gobierno, vocero de la Comisión de Desarrollo del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, miembro del Consejo Directivo del Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología (CONICYT), miembro del Consejo de Administración de la Fundación para el Desarrollo Tecnológico Agropecuario y Forestal de Nicaragua (FUNICA) y fue en su momento miembro del Consejo Directivo del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Quiénes han creído en Telémaco han visto en él a un permanente y dinámico promotor de las relaciones complementarias y sinérgicas entre las universidades públicas, privadas y comunitarias y entre las universidades, el sector privado y las instituciones públicas, así como a un comprometido y entusiasta promotor de la articulación y trabajo conjunto de las universidades con todos los niveles, subsistemas y modalidades educativas.

Su notable y destacado carácter conciliador, tolerancia, respeto y de hombre que derriba paredes y tiende puentes y a su habilidad oratoria surgida de experiencias, lecturas y conocimiento, le permitió representar a Nicaragua y a Centroamérica en espacios internacionales, como miembro del equipo de redacción de la Declaración de la Conferencia Mundial de la Educación Superior (CMES-2009) celebrada en la UNESCO, París, Francia; y de la Declaración de la Conferencia Regional de la Educación Superior en América Latina y El Caribe (CRES-2008) celebrada en Cartagena, Colombia.

Como académico, y máxima autoridad de la educación superior de Nicaragua en su momento, lideró a nivel nacional, regional e internacional la defensa de la educación, como bien público social; contraponiéndose a las fuerzas y corrientes mercantilizadoras de la misma. Asimismo, ha encabezado de forma enérgica la defensa de la Autonomía Universitaria a nivel nacional e internacional y en Nicaragua, además, la defensa del 6% constitucional.

Por su encomiable labor académica, social, científica, tecnológica y humanística, ha recibido los máximos órdenes y reconocimientos a nivel nacional e internacional, entre los que se destacan:

- Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, otorgada por el presidente de la República de Nicaragua.

- Rector Emérito por la Universidad Nacional Agraria (UNA).

- Rector Emérito por la Universidad Nacional Autónoma de León (UNAN León).

- Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional Autónoma de León (UNAN León).

- Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN Managua).

- Doctor Honoris Causa por la Universidad de la Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN).

- Doctor Honoris Causa por la Universidad de Ciencias Agrícolas de Suecia (SLU).

- Doctor Honoris Causa en Administración Pública por la Dubna International University, Rusia.

- Doctor Honoris Causa en Administración Pública por Universidad Martín Lutero (UML).

- Título de Honor Magíster en Educación, por la Universidad Centroamericana de Ciencias Empresariales (UCEM).

- Título Amigo Meritísimo, por la Fundación de Educación Popular Carlos Fonseca Amador.

- Medalla Labrador Científico en Oro por la Universidad Nacional Agraria (UNA).

- Orden Justicia Social, por el Consejo Directivo de la Asociación Iberoamericana de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social.

- Orden de la Paz Martín Luther King, por la UPOLI.

- Medalla de Honor al Mérito de Sanidad Militar en Primera Clase, por el Ejército de Nicaragua.

- Orden Mariano Fiallos Gil por el Consejo Nacional de Universidades (CNU)

Y crean, cuando afirmo que esto es apenas una pincelada de la trayectoria de Telémaco que llena de talento, esfuerzo y logros las páginas de su vida. Dentro y fuera de Nicaragua es un referente, como impulsor de la educación con sentido humano, transformadora y generadora de oportunidades para el desarrollo de las personas y la sociedad en general.

Por ello, auguro los mejores deseos y éxitos en este nuevo proyecto que emprende, como es registrar con su propia voz; su visión de la educación, la ciencia, la tecnología, la innovación y el emprendimiento. Un ser humano, con el caudal y el talento de Telémaco, no puede más que ser útil en el sitio y el momento que le corresponda.

¡Ese es Telémaco, el hombre de las mil batallas!

*Sacerdote domínico y rector de Universidad Internacional Antonio de Valdivieso (UNIAV).